noviembre 28, 2017

No contrates una agencia de marketing digital sin hacerte estas 11 preguntas

Publicado por Javier Urtasun

| inbound marketing  marketing digital

0 Comentarios Deja tus comentarios

No contrates una agencia de marketing digital sin hacerte estas 11 preguntas 

El marketing digital se ha convertido en un aliado imprescindible para la estrategia de muchas empresas, pero a la vez una permanente fuente de dolores de cabeza. Cada vez resulta más evidente que se trata de un aliado clave para captar negocio y para impactar en la cuenta de resultados de las empresas, al tiempo que se ha convertido en una disciplina cada vez más compleja y con más variables.

Es por ello que para trabajar con éxito el marketing digital se requiere de una gran cantidad de trabajo, y más aún de especialistas competentes en sus diferentes ramas, y todavía más de expertos capaces de dotar a todo el puzzle de un enfoque estratégico y alinearlo con los objetivos de negocio de la empresa.

Esta dificultad hace que buen número de empresas decidan optar por el outsourcing y confiar estas tareas a una agencia de marketing digital. De este modo se aseguran contar con un equipo de expertos dedicados a su negocio sin asumir el enorme coste que supondría disponer de estos recursos en estructura, y asimismo aprovechar la experiencia de la agencia en proyectos similares.

Todo suena muy bonito. Pero la externalización de servicios suele llevar asociados también unos riesgos. La falta de enfoque, concreción, objetivos o alcance puede llevar a equívocos y a expectativas frustradas. Así que, para ayudarte a tomar una decisión lo más acertada posible, en este post te sugerimos que no contrates una agencia de marketing digital sin hacerte estas 11 preguntas.

 

1. ¿Qué diferencia esta agencia de las demás?

Si la agencia no puede proporcionar una respuesta solvente a la pregunta de cuál es su propio posicionamiento en el sector, difícilmente te va ayudar a posicionar tu empresa. Da la oportunidad a la agencia de que explique por qué es especial y qué hace mejor que su competencia. ¿Es su especialidad el inbound marketing o los Adwords? Te permitirá asegurarte de que sus especialidades se alinean con tus necesidades.

 

2. ¿Por qué esta agencia es la que me conviene a mí?

“Quiero trabajar con los mejores”. Esta máxima, aparentemente muy lógica, puede a veces volverse en tu contra. Porque una agencia de marketing digital podría hacer un trabajo espectacular y aun así no ser la adecuada para tu empresa. No necesitas solo una buena agencia de marketing digital, sino una que sea la óptima para dar respuesta a tus necesidades. Confianza, cercanía, especialización, personalización, química… son a veces elementos poco tangibles que pueden marcar la diferencia.

 

3. ¿Tiene la dimensión adecuada para dar respuesta a mis retos?

Puede que no sea la variable más determinante, pero el tamaño también importa aquí. En la medida en que definas bien tus necesidades, podrás dar con la agencia más adecuada. Así, un freelance puede ser la respuesta óptima para un trabajo puntual y táctico en un área que requiere mucha especialización. O, por el contrario, una gran agencia puede ser necesaria si se trata de un proyecto de elevado presupuesto y enorme complejidad. En muchas ocasiones, una agencia de tamaño medio puede ofrecer el equilibrio perfecto entre un servicio personalizado y un expertise contrastado a cargo de especialistas en diferentes áreas.

 

4. ¿Con qué metodología trabajan?

No nos engañemos. El marketing digital es un ámbito en el que han proliferado los vendedores de humo y de crecepelo. Es muy fácil prometer resultados de forma genérica y ponerles un precio. Pero, ¿cómo sabemos si una agencia va a cumplir lo que promete? Una buena manera de contar con mayor seguridad es preguntar con qué metodología va a trabajar para conseguir los objetivos planteados y qué procesos aplica en los proyectos para asegurarte de que van a ofrecer un buen retorno de la inversión.

 

5. ¿Qué equipo va a gestionar mi cuenta?

Lo bueno de trabajar con una agencia es que te permite mejorar el rendimiento que te puede ofrecer un profesional generalista y contar con un equipo completo de especialistas. SEO, automatización, contenido, analítica… Pero hay que asegurarse: ¿Quién estará a cargo de qué? ¿Cuál es el expertise de cada especialista en cada área? ¿Cómo se van a coordinar todos esos perfiles? ¿Quién va a ser el gestor de la cuenta y el interlocutor ante el cliente?

 

6. ¿Cómo va a ser la relación en el día a día?

Por mucho que algunos aseguren tenerla, la varita mágica no existe. Los resultados suelen llegar más bien a base de trabajo en equipo. Y esto requiere de una relación fluida entre el personal de la empresa y el de la agencia para que la coordinación sea perfecta y el equipo esté alineado. ¿Cada cuánto se va a revisar el estatus del proyecto? ¿Quiénes van a ser los interlocutores? ¿Qué cuadro de mando va a realizar seguimiento de los objetivos planteados? ¿El contacto va a ser telefónico, por videollamada, por e-mail o Whatsapp? ¿Cada cuánto va a haber reuniones presenciales? ¿Se va a utilizar un gestor de proyectos compartido, como Trello o Basecamp?

 

7. ¿Qué está incluido en el presupuesto y qué no?

Hay algo que todos odiamos cuando gestionamos un presupuesto: las sorpresas. Y, lamentablemente, suelen ser habituales con algunas agencias y uno de los principales puntos de fricción en muchos proyectos. Por eso, recomendamos aclarar muy bien este punto antes de empezar a trabajar. ¿Qué puedo esperar exactamente del proyecto contratado? ¿Qué trabajos incluye y cuáles no? En el caso de tener que contar con servicios adicionales, ¿cómo se van a gestionar?

 

8. ¿Qué herramientas tecnológicas usa?

El know-how es probablemente el elemento esencial que garantiza que una agencia es adecuada para gestionar con éxito tu proyecto. Pero no el único. Hoy en día, ese conocimiento debe estar apoyado en la tecnología adecuada para ser eficiente y para maximizar su valor. Además, al ser la tecnología es un factor diferencial, muchas veces lleva un coste adicional asociado que ha de sumarse al del contrato con la agencia. Eso sí, la suma del expertise contrastado de una agencia con el añadido de una herramienta potente como Hubspot puede disparar tus resultados.

 

9. ¿Qué métricas van a medir los resultados del trabajo?

Lo que no se mide no existe, y en el marketing digital no se pueden hacer trampas en el solitario. Pero ojo, no todas las métricas valen. Suele ser habitual caer en KPIs genéricos, las denominadas métricas de vanidad. Lo difícil es establecer adecuadamente aquellas que muestran qué actividades de marketing generan ventas e ingresos. Las métricas del éxito.

 

10. ¿Pueden enseñar casos de éxito de su trabajo?

Está muy bien que una agencia te cuente que es maravillosa y todo lo que puede hacer por ti. Pero hace falta credibilidad que dé respaldo a esta promesa. Y para ello no hay como mostrar trabajos similares que han realizado para otros clientes. Preferiblemente de tu sector o en un ámbito de negocio similar. La respuesta de la agencia debería concretarse en forma de casos de éxito y testimonios, y debería poder orientarlos hacia resultados visibles de su trabajo y a su impacto en la cuenta de resultados de sus clientes.

 

11. ¿Cuál es su inspiración?

Hace poco, en pleno proceso de selección, un potencial cliente nos preguntó qué blogs o libros de marketing digital le recomendaríamos. Y la pegunta nos pareció brillante. Fue una manera inteligente de interesarse por las fuentes de inspiración de las que bebe una agencia, un elemento intangible pero que da una idea del enfoque que da a sus proyectos y cuál es su horizonte aspiracional. Así que está bien ir a la letra pequeña del proyecto, pero también puede ser muy útil poner las luces largas y dar a la conversación un giro inspirador. A veces resulta esclarecedor.

 

Esperamos que este pequeño cuestionario te ayude a resolver el dilema de con qué agencia trabajar en tu empresa. Pero no olvides que, normalmente, el marketing digital es una apuesta a largo plazo. Así que para obtener los resultados que buscas, lo ideal es establecer con tu agencia una relación estable y duradera. Una relación en la que reine la palabra mágica: confianza. Para lograrlo, es mejor ser exigente ahora, hacer las preguntas necesarias y tener la certeza de que has elegido bien. De ello depende que el marketing digital sea en los próximos años la palanca que acelere el crecimiento de tu empresa.

Checklist

 

Entradas recientes

Descarga Gratis

Guía práctica para conseguir que tu marca destaque en Google

Cómo convertir tu empresa en un imán para atraer clientes

New Call-to-action

Comunidad GUK

Etiquetas