agosto 24, 2015

Hay que escribir textos breves y otras 7 mentiras sobre blogs

Publicado por Javier Urtasun

| blog  inbound  inbound marketing

0 Comentarios Deja tus comentarios

7 mentiras sobre blogs

La gente ya no lee. Los jóvenes sólo consumen vídeo. En Internet hay que escribir textos muy breves. No es adecuado lanzar un blog en una web corporativa. Axiomas como éstos circulan a diario por la red, se repiten como un mantra y algunos los asumen como verdades universales. Pero, ¿seguro que son ciertos? En este post tratamos de desmontar tópicos como el de que hay que escribir textos breves y otras 7 mentiras sobre blogs.

 

  1. Sólo funcionan los textos breves 

Es el más falso de todos. Es verdad que muchos internautas apenas dedican unos segundos a cada pieza de contenido. Pero, ¿es este tipo de usuario el que estás buscando? Afortunadamente, los textos largos, de calidad, bien construidos y con buenos argumentos vuelven a estar de moda. Y son los más leídos y valorados. Incluso en dispositivos móviles. A ello ayuda el último algoritmo de Google, que premia los posts largos bien enfocados. Así que olvídate de recortar y abreviar y centra el esfuerzo en aportar valor a tu audiencia.

  

  1. Hay que ser un escritor brillante

Obviamente, escribir bien es un factor que ayuda mucho a la hora de construir un blog exitoso. Pero no es, como algunos defienden, un requisito imprescindible. Sí lo es, en cambio, definir perfectamente tu audiencia potencial, elegir muy bien el nicho sobre el que escribir, elegir las palabras clave adecuadas y aportar valor en cada uno de tus posts. Y si, además, están muy bien escritos, mejor que mejor.

 

  1. Repite machaconamente tus palabras clave

La dictadura de Google en la red ha motivado que algunos blogs se basen en la repetición compulsiva de keywords. Por suerte, Google ha ido perfeccionando sus algoritmos con el paso del tiempo, y hoy en día ya no hace falta escribir para robots para lograr un óptimo posicionamiento SEO. Así que escribe tus posts para personas de carne y hueso. Y ya sabes que a los humanos no nos gusta que nos repitan las cosas demasiadas veces…

 

  1. Mi empresa no tiene nada interesante que contar

El horror vacui de los escritores se puede trasladar perfectamente al ámbito de los blogs. No es fácil tener algo interesante que contar todas las semanas. Pero piensa que eres el que más sabes de tu negocio. Así que sólo se trata de encontrar el nicho adecuado y aportar a tu audiencia contenido de calidad sobre tu actividad con tus clientes y tus experiencias sobre el sector. Seguro que descubres que tienes información útil que ninguna otra empresa puede aportar. ¿Seguro que no tienes nada valioso que contar?

 

  1. Es imposible actualizar todas las semanas

Como dejar de fumar o acudir al gimnasio, actualizar el blog con regularidad es complicado, pero no imposible. Todas las empresas tienen un día a día de lo más intenso y absorbente. Así que no queda otra que incidir en la estrategia y la planificación. Un buen calendario de contenidos, que es una herramienta indispensable, no deja lugar para las excusas. Ah, y una buena noticia: un estudio de Hubspot ha demostrado que las empresas que actualizan su blog al menos 15 veces al mes consiguen multiplicar su tráfico por 5.

 

  1. Esto no funciona si genero poco tráfico

Arrancar un blog corporativo no es una tarea sencilla. Implica mucha dedicación y mucho esfuerzo, y los resultados nunca son inmediatos. Ni siquiera los blogs más exitosos triunfaron a las primeras de cambio. Así que sé paciente y ten siempre presente que esto es una carrera de fondo. Y, mientras llegan los resultados, analiza, mide y prueba cosas diferentes.

 

  1. Déjate de florituras y céntrate en el contenido

Es evidente que sin un buen contenido es muy difícil diferenciarte y conseguir que tu blog sea exitoso. Pero únicamente el contenido no es suficiente. La combinación ganadora pasa por unir contenido de calidad con un diseño cuidado y atractivo,  y enriquecerlo a su vez con material multimedia. Así que no desprecies las “florituras”. Pueden ser el aderezo perfecto que le falta a tu receta para triunfar.

 

  1. Los blogs no se pueden rentabilizar

Hacer de un blog una inversión rentable. Es el gran reto de muchas entidades y particulares, pero muy pocos lo consiguen. Quizá una buena alternativa sea pensar que no se trata de obtener retorno de todo en términos económicos. Y es que un blog puede ser una excelente herramienta para obtener tráfico para tu web, leads cualificados, feedback sobre tus productos y servicios, influencia, posicionamiento de marca… ¿Acaso no tiene valor todo esto?

Aunque en este post hemos tratado de desmontar algunos mitos sobre los blogs que corren por la red, recuerda que no existen fórmulas mágicas ni reglas matemáticas. Así que si tu contenido no ha tenido el resultado que esperabas, pregúntate si estás aportando a tu audiencia lo que realmente espera de tu empresa.

 Ebook

 

 

Entradas recientes

Descarga Gratis

New Call-to-action

Comunidad GUK

Etiquetas