Tres tendencias de marketing digital que tu empresa debería seguir

 

La irrupción de Internet ha revolucionado la forma en que vivimos y nos comunicamos. Ha cambiado radicalmente nuestras vidas. Y también ha transformado las empresas. O debería haberlo hecho. Porque en la nueva economía digital ya no valen las recetas del pasado. El público está cada vez más informado y participa activamente en la conversación, así que el reto para las marcas es conectar con sus públicos, aportarles valor y generar relaciones estables de confianza.

¿Y eso como se hace? En primer lugar apostando claramente por el futuro, por una nueva forma de hacer comunicación y marketing digital. Lo explicó muy bien Seth Godin recientemente en Inbound15: “A veces no sabemos cuál es la pregunta. Pero sabemos que la respuesta es sí”.

De acuerdo. Y, ¿por dónde empezamos? ¿Hacia dónde evoluciona este mundo tan cambiante? Recién llegados de Boston, desde GUK compartimos contigo algunas conclusiones que hemos extraído en este congreso de referencia a nivel internacional y te las trasladamos en forma de tres tendencias de marketing digital que tu empresa debería seguir:

 

1) Analítica: la nueva ciencia del marketing

La magia ha sido sustituida por la ciencia. La comunicación y el marketing estaban hasta ahora guiados por hipótesis, sensaciones, experiencias anteriores y suposiciones. Se apelaba a una especie de “magia” que unas veces funcionaba y otras no. Hoy en día, el Big Data ha destrozado este esquema.

A través de aplicaciones tan accesibles (y gratuitas) como Google Analytics, podemos conocer mejor a nuestros públicos, saber cómo interactúan con nuestra marca en tiempo real, cómo se comportan en nuestra web, qué les interesa más, la efectividad y el retorno de cada una de nuestras acciones...

Esto es un tesoro para una agencia de marketing digital y para sus clientes. Se acabaron las intuiciones. Un buen cuadro de mandos y una analítica adecuada y permanente son la hoja de ruta esencial para tener éxito hoy en día en el nuevo entorno digital. Lo que no se puede medir ya no existe. Y las decisiones tomadas con datos siempre tienen mejor resultado que las intuiciones. Así que midamos, analicemos, hagamos, midamos, analicemos, optimicemos, midamos…

 

2) Contenido Modular: Optimizar para ganar

El contenido es el rey, sí. Pero cuesta mucho esfuerzo y recursos generarlo. Y, en un contexto de infoxicación y saturación de contenido, es muy difícil destacar. Según datos de Moz avanzados en Inbound15, el 75% del contenido que se publica a diario en la Red no recibe ningún enlace externo y la mitad obtiene dos o menos interacciones en Facebook.

En este contexto, se trata de ofrecer contenido de la máxima calidad, perfectamente orientado al público objetivo y que aporte valor. Pero, además, es esencial rentabilizar los esfuerzos. Porque reutilizar el contenido es mucho más efectivo de lo que mucha gente piensa. El 76% de las visitas de Hubspot proviene de posts antiguos de su blog. Y aportan nada menos que el 92% de las conversiones en forma de leads.

Y aquí es donde aparece el contenido modular como una interesante opción emergente. Básicamente, se trata de organizar y estructurar el contenido de forma lógica y segmentada de forma que luego sea más sencillo dividirlo y agruparlo en diferentes piezas que nos dé pie a hacer numerosas combinaciones.

¿Y cómo? Identificando aquellos temas que interesan a tu público (de nuevo, análisis de datos de posts más leídos, con más conversiones, etc) y reformularlos en nuevos formatos: listas, citas, infográficos, citas, guías, presentaciones. Dando al contenido un carácter modular, bien organizado y estructurado, nos permitirá adaptarlo, reformularlo, y reutilizarlo. Una línea de trabajo muy interesante para optimizar esfuerzos y maximizar el retorno de la inversión en marketing de contenidos.

 

3) Inbound Marketing: Atraer y convertir

El contenido es un elemento clave para conectar hoy en día con los consumidores. Pero el contenido por sí solo es sólo eso… contenido. Así que el reto de las empresas es orientar perfectamente ese contenido hacia sus públicos objetivos, convertir ese esfuerzo de generación de contenido en nuevos contactos y nuevos clientes, y en definitiva medir y optimizar la rentabilidad de su inversión. Y, para todo esto, el Inbound Marketing emerge como la solución integral para las empresas. 

Nada menos que 14.000 profesionales nos reunimos en Boston la pasada semana para hablar de esta nueva disciplina que está rompiendo moldes. ¿Y qué ofrece para las marcas? Una metodología tremendamente efectiva en la nueva economía digital, que combina marketing de contenidos, SEO, social media, marketing automation, analítica y fidelización en una única estrategia orientada a apoyar los objetivos de la empresa.

En definitiva, el inbound marketing apuesta por atraer a los clientes en lugar de perseguirlos. Y esto lo consigue llegando a los públicos allá donde están, ofreciéndoles contenido de valor, aumentando las visitas a las webs corporativas, convirtiendo ese tráfico en contactos y monetizándolo en forma de nuevos clientes. ¿Suena bien, no? Inbound marketing son dos palabras que vas a escuchar mucho en los próximos meses. Sobre todo si eres seguidor/a de este blog.

New Call-to-action

 

inbound marketing tendencias

Redes