600x312_plantilla_escribir 

 

¿Cómo hacer un blog desde cero? Una pista: el trabajo no empieza en WordPress, Blogger o tu herramienta para escribir blogs favorita. Comienza mucho antes. El camino comienza definiendo tu customer journey, preguntándote quiénes son tus buyer personas... En definitiva, haciendo una buena estrategia de contenidos. Una vez hecho todo el trabajo de pizarra, eso sí, toca ponerse manos a la obra con los posts del blog. Y así lo hacemos en GUK:

 

 

Nos centramos en La Keyword principal

 

Antes de ponerte a dar a la tecla (antes de redactar el título, incluso), deberías tener claro qué palabra clave es la que quieres posicionar. Es decir, qué término de búsqueda principal es al que quieres apuntar para que tu post aparezca en las páginas de resultados de Google, que será una de tus fuentes de tráfico más importantes: la orgánica. Por eso, procura seleccionar una palabra clave que traiga un tráfico que te resulte relevante

 

Nos preguntamos cuál es el enfoque

 

¡Espera, no te pongas a escribir todavía! Toca acordarse del momento de customer journey para el cual estás a punto de hacer contenido. Normalmente suele haber tres: TOFU, MOFU y BOFU (en seguida explicamos el significado de estos locos acrónimos). Dependiendo de esto, el objetivo será informar a tu buyer persona de cosas distintas.

 

TOFU, o "¿Tienes un problema?"

 

El contenido TOFU, o Top of the Funnel (parte superior del embudo), hace referencia a los mensajes en nuestro entorno digital (web, blog, redes sociales…) destinados a captar el mayor número de tráfico posible. Idealmente, estará orientado a ayudar al receptor a identificar la necesidad de comenzar un proceso de decisión sin mencionar todavía soluciones concretas.

 

MOFU, o "Tranquilo, que tiene solución"

 

El contenido MOFU (Middleop of the Funnel, parte intermedia del embudo) es como llamamos a aquel que incide en la segunda etapa del embudo de conversión. Está orientado a un público que ya sabe lo que necesita pero que no conoce todas las opciones que tiene para conseguirlo.

 

BOFU, o "Creo que te podemos ayudar"

 

BOFU (Bottom of the Funnel, parte inferior del embudo) es todo aquel contenido en el que se hace referencia de manera explícita a nuestra actividad. Es el lugar idóneo para contar las historias de éxito de proyectos o dar detalles sobre los procesos que hay en la compañía para solucionar las necesidades de los clientes. Y serán contenidos que podrán reafirmar la decisión de actuales colaboradores de haber participado en nuestras actividades.

 


le ponemos cariño al título y a la imagen destacada

 

La cara visible de tu post, tanto para redes sociales como para el feed de artículos de tu blog. Por eso, procura que queden pintones, resulten atractivos y creen una expectativa que vas a saber resolver como nadie en el interior del post. Además, Google se fijará mucho en estos dos elementos para dotar de relevancia a tu post en sus resultados de búsqueda, por lo que procura utilizar la palabra clave principal tanto en el título como en el atributo “alt” de la imagen.

 

 

trabajamos duro en El contenido

 

¿Qué es un post sin contenido? Cuanto más tiempo y atención dediques a explicarle a tu audiencia lo que prometes más arriba, más te lo agradecerán tus lectores y mejor te posicionará Google. Porque vas a ser inteligente y vas a utilizar la keyword principal aquí y allá, ¿verdad?

 

 

¿Está tu empresa preparada para el Inbound Marketing? ¡Descúbrelo en nuestro  Inboundómetro!

 

 

Una buena introducción tendrá lo suficiente como para adelantar el post que sigue, pero ¡ojo con los spoilers! Si das tu idea principal al principio, correrás el riesgo de perder al público más ávido de información rápida nada más leerla.

 

Y no te olvides de utilizar enlaces internos. De vez en cuándo, enlaza a algún otro post o URL de tu web que estén relacionados con algo que mencionas. De ese modo, le ayudarás a Google a identificar tu contenido relacionado. Te lo sabrá premiar con un mejor posicionamiento, ya verás.

 


separamos y adornamos con Títulos secundarios (H2, H3…)

 

Deja esas terribles paredes de texto para los novelistas. Estás escribiendo un post que vas a publicar en internet, que es uno de los lugares en el que el ser humano es más impulsivo y menos paciente del mundo. Por eso, trata de evitar que el lector se aburra y divide el cuerpo del texto en títulos de menor importancia (en HTML se denominan H2, H3… hasta el 6) que introduzcan o resuman lo que viene a continuación. Y si puedes meter la keyword principal en alguno de estos títulos mejor que mejor, porque ayuda a posicionar.

 


concluimos con intención

 

Ofrece a tu lector un breve resumen de todas las ideas que has desarrollado en el post y le ayudarás a terminar su breve idilio en tu blog con las cosas bien claras y amarradas. Y, sobre todo, le prepararás para que reaccione como a ti te interesa ante el siguiente y último elemento:

 

Atento al CTA, porque este botón será lo último que aparezca en el post pero no por ello lo menos importante (¡más bien al contrario!). El call to action, o llamada a la acción, será el elemento a través del cual los visitantes anónimos se convertirán en leads, porque será el puente que una tu post con la Landing Page. Por eso, intenta que sea llamativa y que prometa de manera atractiva lo que el usuario se vaya a encontrar en el destino.


Ya sabes todo lo que necesita tu post para encajar dentro de tu estrategia de contenidos. Por cierto, ¿tienes una? Porque en GUK nos dedicamos, entre otras cosas, a elaborarlas.

 

Contacta con nosotros

inbound marketing blogging

Redes