Solucionando los 5 errores más comunes de las estrategias de marketing con social media

 

Existen 2.307 millones de usuarios activos en las redes sociales por todo el mundo, una cifra muy jugosa. Si los profesionales del marketing fueran equipos de rescate en busca de una hoguera encendida en una isla en mitad del océano, la jugosa cantidad de usuarios sería esa hoguera ¿y cómo podrían los publicistas pasarla por alto, cuando precisamente buscan nuevos lugares en los que promocionarse?

Si tienen suerte en su hazaña las empresas pueden llegar a alcanzar un 0.000001% de los usuarios con sus publicaciones. Sin embargo, esa ardua tarea está repleta de subidas y bajadas; éxitos y fracasos. Por desgracia, las redes sociales son bastante impredecibles, se trata de un campo de acción que no responde a las típicas técnicas de marketing, ya que el aire que se respira en ellas debería ser desenfadado, personal y poco comercial; de lo contrario, los usuarios dejarían de usarlas al sentirse incómodos.

 

Los equipos de comunicación y marketing de las empresas han cometido errores, han aprendido de ellos y en el proceso se han ido agrupando ciertos errores que están localizados y las formas en los que podemos solucionarlos. Hoy veremos 5 de estos errores y os proponemos formas de sobrellevarlos y solucionarlos.



1. No crear auténtica conexión con la audiencia

Uno de los retos más difíciles de la era social digital es conectar con la audiencia a nivel personal. Como hemos dicho, las redes han de ser un lugar para amigos, no para spamers, y en ese sentido es en el que más hay que trabajar e implicarse.

 

Soluciones:

  • Conectar con la audiencia mediante herramientas de bajo coste como Respond, Mention, o TweetDeck, las cuales nos servirán para responder a cada comentario que se haga, por ejemplo en Twitter. De esta manera creamos conversaciones con los clientes, no solo les enviamos publicidad.
  • Monitorizar toda la actividad de las redes y responden a cada comentario de forma personal y auténtica, es decir, no usar un mensaje estándar para todo el mundo. Para ello podemos usar estrategias como realizar preguntas, ofrecer ayuda, dar consejos, etc.

 

ajedrez.gif



2. No crear estrategias de social media marketing

Hay que tener un plan como ruta o mapa del camino y estrategia que vamos a tomar en las redes. Es la única manera de que se pueda revisar lo ocurrido y anotar las diferencias entre cómo funcionaban las cosas antes de aplicar X medida, y cómo funcionan después. Si lo que se está haciendo no funciona, querrás saber cómo volver atrás y arreglarlo.

 

Soluciones:

El plan que se cree ha de responder a 3 cosas básicas:

  • ¿Por qué estamos en la red social? Es importante fijar unos objetivos sobre lo que queremos conseguir con nuestro paso por la red; ¿aumentar visitas? ¿mejorar la atención al cliente? ¿vender? Todos los pasos que se den han de tener siempre presentes estos objetivos, ¿están ayudando las acciones que hacemos a conseguirlo o acercarnos a ellos?
  • ¿Cómo vamos a conseguir el éxito? En este apartado se desarrollarán las estrategias que servirán para cumplir los objetivos marcados. Puede hacerse de muchas formas; usar canales específicos, publicidad de pago, videos, imágenes, contactar con influencers...
  • ¿Cómo vamos a medir el éxito? Cada objetivo y estrategia ha de poder medirse con números o datos objetivos para saber si se han cumplido. Por ejemplo, si el objetivo es aumentar las visitas, podremos establecer un sistema de medición claro y fiable. Si queremos mejorar la atención al cliente, el sistema de medición dependerá de varios factores y se podría establecer, por ejemplo, el número de comentarios positivos, el número de demandas o dudas resueltas con éxito, etc. Para medir y encontrar estos datos se puede hacer uso de herramientas de monitorización.


3. Dramáticas caídas en el alcance orgánico

Intentar hacer crecer el tráfico es una de las mayores preocupaciones de las empresas. Muchos managers de las estrategias de social media se rompes la cabeza buscando formas de conseguirlo, pero no siempre les da resultado.

 

Soluciones:

  • A veces hay que decidirse a pagar. Las ads en redes sociales son una buena forma de invertir en conseguir visitas. Si solo gastas 5 euros en promocionar un post en Facebook o Twitter, lo colocas de golpe en frente de una audiencia mucho más amplia de la que tenías antes.
  • Combinando Facebook Insights y Twitter Insights se puede aprender a identificar las personas que mejor han reaccionado de entre toda la audiencia a la que has expuesto el anuncio, y crear así una base de datos que te ayude a conocer mejor el público objetivo que se tiene. Con esta información hay que trabajar para crear mejores campañas y textos en los anuncios destinados directamente a la audiencia más dispuesta a interesarse por la empresa.

 

4. Obviar la importancia de la calidad por encima de la cantidad

Para algunas marcas, la forma de destacar entre todo el ruido social es simplemente publicando más contenido, aunque sea repetido o de baja calidad para rellenar. Mientras que esta táctica les funciona a algunos, para muchos otros no sirve de nada, más que para irritar a los seguidores. Muchos negocios que están creando menos contenido pretenden compensar y enseñar su “valía” publicando más a menudo, pero para eso hay que conocer a la audiencia y saber si le gusta.


Soluciones:

  • Localizar los signos de “enfermedad”de tu cuenta: si se están dando de baja seguidores, o el nivel no sube, o el engagement se estanca… empiezan a ser síntomas de que la estrategia de publicar mucho y con poca calidad no funciona.
  • Si decides cambiar de táctica y apostar por la calidad, deberás pensar ne cada publicación como en una pieza única que deba dirigirse, de forma personalizada, a la audiencia que más te interese en cada momento.
  • Se puede sacar mucho provecho de la filosofía “todo importa”; los detalles se convierten en parte esencial de la estrategia a la hora de crear contenido.
  • Pensar en nuevas formas de sorprender; por ejemplo, con gráficos o infografías, imágenes llamativas, vídeos, etc.


5. No buscar nuevas formas de animar a la comunidad

Un error muy común que hacen los encargados de las redes es identificar formas de animar a la comunidad que funcionan y continuar usándolas hasta el fin de los tiempos, sin llevar un control de si está bajando su eficacia con el tiempo o, incluso sabiéndolo, ignorar ese factor.

Hay que estar constantemente innovando para no aburrir ni parecer robots, por lo que es esencial buscar nuevas formas de animar a la comunidad.


Soluciones:

  • Antes de publicar algo preguntarse: ¿es esto un contenido que a mi me gustaría, lo comentaría, lo leería y lo compartiría en las redes? Si la respuesta es no, tal vez sea una señal de que el contenido no va a funcionar.
  • Algunas de las cosas que dan mejores resultados son: contar historias, darle a entender a la audiencia que es lista y tiene clase, o usar contenido emocional.  

Esperamos que estos consejos os hayan sido de ayuda y no olvidéis nunca que las redes son un sitio para disfrutar, así que olvidad el paradigma publicitario chapado a la antigua y abrid los ojos para absorber las nuevas formas de comunicación que funcionan. El nuevo marketing es cada vez más interactivo.

 

sonia_mane.jpg

 

Descarga la plantilla "Diseña en 6 pasos tu Social Media Plan"

 

 

Redes sociales estrategias de acción en redes

Redes