ombligoDesde que en GUK hemos migrado al universo 2.0, las redes sociales nos han abierto una inmensa ventana a un nuevo mundo de posibilidades. No sólo nos aportan dinamismo, instantaneidad, contactos, acceso a fuentes, monitorización o difusión de nuestra actividad. También, por qué no decirlo, nos aportan una buena dosis de diversión. Disfrutamos con las redes sociales, y puede que eso sea lo mejor de todo.

Pero también creemos que las redes sociales son un excelente antídoto contra el ombliguismo. Sí, esa enfermedad endémica que afecta al periodismo, a la comunicación, a la ciencia, a la tecnología, y probablemente también a otras muchas disciplinas que no conocemos tan de cerca. A todo el mundo le encanta hablar de sí mismo y de lo bueno que es. Pero las redes sociales son la mejor pócima contra este veneno que nubla la vista de muchos profesionales. Los amigos, seguidores, followers y contactos ponen en cuestión el egocentrismo comentando, criticando, aportando otros puntos de vista... Y eso es muy enriquecedor. Ayuda a darse cuenta de que uno no es el centro del mundo.

En nuestra todavía breve andadura en el mundo 2.0, en GUK contamos ya con 101 amigos que nos escrutan día a día en Facebook, y 132 seguidores que conversan con nosotros en Twitter. Gracias a todos por seguirnos. Son cifras todavía muy modestas, pero que esperamos aumentar próximamente. Para eso hemos hecho algunos cambios en esta web, una actualización para hacerla más social. Para eso, y para que nos sigáis ayudando a no mirarnos al ombligo.

Sin categoría

Redes