Cómo reciclar contenido de tu blog para triunfar en las redes sociales

 

Últimamente hemos hablado bastante en este blog del contenido modular y de cómo sacar el máximo rendimiento el trabajo realizado en la generación de textos, fotos, vídeos, gráficos y otros formatos que recojan la propuesta de valor de tu empresa para sus potenciales clientes.

La lógica es en teoría aplastante: si la generación de contenido es una de las tareas que más recursos (económicos, de tiempo y esfuerzo) consume en una estrategia de marketing digital, tiene todo el sentido del mundo ser lo más eficientes posible y rentabilizar al máximo la inversión realizada.

Como casi siempre, la cosa no es tan sencilla cuando hay que pasar de la teoría a la práctica. Así que en este post vamos a bajar a pie de obra para poner un ejemplo concreto y darte algunos consejos prácticos sobre cómo reciclar contenido de tu blog para triunfar en las redes sociales.

Esto te ayudará a construir una estrategia consistente en Social Media, y, sobre todo, a alinear el trabajo realizado en tu blog con el de redes sociales, de modo que repercutirá en lograr un mayor tráfico para tu web, aumentar las conversiones

 

1. Identifica tus posts más exitosos

Cuando escribimos un post, tendemos a pensar que va a convertirse en viral y va a suponer un maná de tráfico y de leads. La realidad demuestra que no siempre es así. De hecho, ahí están herramientas de medición como Google Analytics para dejar patente que muchos de tus posts no tienen gran recorrido. ¿Por qué perder el tiempo reciclando contenido que no funciona?

Así que revisa con detenimiento tus métricas, identifica aquellos posts que han logrado mayor notoriedad y elabora una lista con ellos. El éxito no sólo se mide en tráfico. ¿Has pensado en listar aquellos posts que han logrado mayor número de conversiones?

 

2. Extrae citas y conclusiones de tus mejores posts

Una vez identificados tus mejores posts, analízalos con lupa y entresaca aquellas citas y conclusiones que más valor pueden aportar a tu audiencia. Busca una combinación de afirmaciones llamativas que puedan atraer su atención con elementos que contribuyan a sostener la “promesa” que hace el título de tu post a los lectores.

Ten en cuenta todo el “ruido” que se genera a diario en las redes sociales en torno al ámbito de tu negocio, y trata de destacar todo aquello que marque la diferencia, aporte un enfoque innovador o genere conclusiones que puedan ser de mucha utilidad para tu público.

 

3. Elige el formato más adecuado para cada punto

Ahora que tienes esas citas y conclusiones que van a interesar a tu audiencia, piensa en el formato más adecuado para que adquieran todo el brillo posible. Y no siempre el texto será la fórmula más adecuada.

¿Por qué no generar una infografía con las conclusiones de ese post? ¿O un breve vídeo con las mejores citas de ese otro? Se trata de que tu mejor contenido consiga llamar la atención en el sobrecargado timeline de tus seguidores.

 

4. Redacta `copies´ que seduzcan a tu audiencia

Ya disponemos del contenido que queremos compartir con su correspondiente formato. Toca ahora redactar una publicación específica destinada a las redes sociales, un copy que marque la diferencia. Lo ideal es generar un contenido atractivo y único que sea diferente del título del post del blog y añada un nuevo enfoque de interés.

Un buen truco es centrarse en por qué el post del blog puede resultar importante para tus buyer persona, y a partir de ahí escribir posts en las redes sociales que ejerzan de gancho para llamar su atención. No hace falta decir que replicar el título de tu post resulta redundante y no añade contexto.

 

5. Adapta el contenido a cada red social

Bien es sabido que el café para todos no sirve para las redes sociales. Así que, por muy bien que hayas trabajado os anteriores puntos, no vale con propagar tus copies indiscriminadamente por todo tu ecosistema social. Si cada red tiene su propia lógica y su, resulta imprescindible adaptar tu mensaje a las características de cada una de ellas.

Es más, cada una de ellas te ofrece diferentes recursos para viralizar tu mensaje y llegar a nuevas audiencias. Y aquí las posibilidades que se abren son infinitas: hashtags, menciones a influencers a los que cites, etc.

Ah, y una última recomendación. ¡Las palabras clave! Si has invertido tiempo y dinero en una estrategia SEO bien trabajada y tienes identificadas palabras clave relevantes que utilizas en tu blog… ¡No olvides ser coherente en el contenido que publicas en tus redes sociales! Como bien sabes, Google premia que seas consistente y coherente en todo tu ecosistema digital.

 

New Call-to-action

 

 

Redes sociales curación de contenidos

Redes