www

Es muy posible que inicialmente, a la hora de hacer tus primeros pinitos en este mundo de los blogs, te han aconsejado tener un dominio propio al margen del dominio de la web corporativa, un dominio que muy probablemente estará en una plataforma gratuita como, por ejemplo, Blogger.com, WordPress.com, o TypePad.com.

Pero si concebimos esta herramienta como parte de una nueva estrategia comercial de tu empresa, debe  estar alineada con sus objetivos de negocio. Hay que empezar a hacer las cosas con una orientación más estratégica. Y una de las premisas a tener en cuenta es que debemos jugar con las cartas que tenemos sobre la mesa, y siempre hay una carta que brilla con fuerza, y esta es la carta SEO. El blog es un gancho de atención para conducir a los visitantes-lectores hacia tu web. Y todo lo que hagas debe estar dirigido a este propósito.

Cada post que escribes genera una nueva web que puede indexar los motores de búsqueda para facilitar que te encuentren en internet. Si tienes un dominio propio en una plataforma gratuita y que no guarda relación alguna con la web de tu empresa, estás trasladando pistas confusas a tu público, le estás despistando.

Aunque puedas linkar a tu blog desde la propia web, las visitas se van a dirigir a una web diferente que probablemente no guardará un criterio de coherencia de estilo y de diseño con la web de tu empresa e incluso se puede transmitir una imagen poco profesional afectando a la credibilidad de tu marca.

Te damos tres claves útiles que te pueden ayudar a tomar una decisión en este sentido:

1.- Una de las opciones más interesantes y eficaces es alojar tu blog en un sub-dominio de la web de tu empresa, por ejemplo, ‘blog.miweb.com’. 

2.- Otra opción es alojar tu blog en una carpeta o archivo de la web corporativa, por ejemplo, ‘webdetuempresa.com/blog’.

Ambas opciones van a contribuir a que tu web corporativa se beneficie de las ventajas del SEO que va a generar tu blog. La única diferencia es que el sub-dominio otorga a tu blog una personalidad propia frente a la web corporativa, si bien sigue estando alineado con la estrategia SEO.

3.- Claro que también se puede alojar el blog en un dominio totalmente separado de la web, algo así como ‘esteesmiblog.com’. Pero en este caso has de tener en cuenta que vas a tener que hacer frente a dos estrategias SEO, una para promocionar tu web corporativa y otra para hacer lo propio con tu blog.

Por cierto, si has tenido alojado tu blog en una url como, por ejemplo, Blogger o Typepad, te vas a encontrar con algunas dificultades para hacer las transición hacia otro blog que quieras alojar en un dominio propio o en tu web y ‘rescatando’ el tráfico del motor de búsqueda y el page rank que ha logrado tu blog. Si tu blog lo tienes en blogspot.com, Google no te lo va a poner fácil para redirigir tu ‘viejo’ blog a otro sitio. Google no te va a dejar redirigir el valor SEO a otro sitio.

 

New Call-to-action  

inbound marketing blogging

Redes