Los lectores de tu blog buscan una razón para ‘quererte’

Nadie te/nos dijo que esto iba a ser fácil. Ya tienes un blog, pero empiezas a derramar algunas gotas de sudor por la frente. ¿De qué escribo? ¿A qué le pego? ¿Cómo consigo captar la atención de mi público objetivo? ¿Cómo consigo que mi blog se convierta realmente en una herramienta de marketing al servicio de los objetivos comerciales de mi empresa, de forma que incluso esos seguidores, lectores, suscriptores, puedan acabar convirtiéndose en clientes de mi empresa?

Son preguntas habituales que, probablemente, nos hemos hecho muchas veces. A menudo nos fijamos en otras referencias del ecosistema bloguero y vemos que siempre tienen algo interesante que decir y que lo resuelven de una forma envidiable.

Los blogs, a diferencia de los medios de comunicación –periódicos...- no realizan una oferta amplia y variada de contenidos con el objetivo de ampliar su horizonte de expansión hacia públicos que quieren consumir diferentes tipos de contenidos (internacional, política, economía, deportes…). Los blogs que consiguen una dimensión pública notoria se hacen fuertes en un nicho determinado, porque es en ese nicho donde su autor puede ofrecer su experiencia y su conocimiento. Son autores que se significan en un ámbito determinado y se convierten en referencia, en motivo de atención de sus seguidores.

Ni qué decir en los blogs de empresa que pretenden acercar la atención de una comunidad de personas que representan a su público consumidor objetivo. Para ello, es decir, si buscas crear tu propia comunidad de lectores, seguidores, suscriptores, que acaben apuntándose a tus cursos de Taichi, acaben comprando tus bicicletas o consumiendo tu servicio de consultoría, tienes que darles una razón. Si no centras el tiro, tu blog va a sufrir. Diles por qué, diles para qué merece la pena que se acerquen, que giren la atención hacia ti.

Te damos algunas sugerencias para que puedas centrar el tiro y aprovechar todo el potencial de tu blog:

  1. Piensa en la propuesta de valor de tu blog. Qué pretendes, qué buscas, a quién te diriges. Como dicen en un reciente post sobre los tres blogs más populares del mundo, publicado en el blog de Content Marketing Institute: "Every blog has a niche, and every niche has curious readers. Your goal is to engage the curiosity of your readers to elicit their engagement".
  2. Elabora una lista de palabras clave (keywords) que recojan de alguna forma ese corolario de términos que pueden responder a la actividad que desarrollas, al producto que ofreces y que, lógicamente, estén en consonancia con el propio objetivo que buscas, y que has debido definir en el punto anterior.
  3. Puedes destacar algún apartado en tu área específica de actividad en la que puedes compartir tu experiencia y tu conocimiento. Seguro que sí. Nunca olvides que en lo tuyo no muchos saben tanto como tú.
  4. ¿Sabes qué busca tu audiencia? Se supone que te diriges a un público determinado, con unas necesidades o unas inquietudes. Ponte en su lugar, mírale fijamente, y trata de acercarte a las preguntas que hace cuando busca lo que tú le ofreces. Qué busca, cómo y dónde lo hace.
  5. No seas monótono y aburrido. En la variedad está el gusto. Ofrece contenidos entretenidos, interesantes, y sobre todo abre el abanico de formatos: textos, podcast, videos, gráficos, cómics, post de colegas a los que invitas a escribir en tu blog, referencias de libros de interés para tu público, contenidos ‘curados’, etc.

En definitiva, no queda otra que dar la razón a quienes postulan que tus lectores buscan una razón de peso para 'quererte' y para seguir acercándose a ese espacio en el que compartes con ellos toda tu sabiduría.

 

New Call-to-action

 

inbound marketing blogging

Redes