La evolución del SEO en 7 tendencias

 

Cada año Google cambia su algoritmo de búsqueda alrededor de 500 o 600 veces. Esto, dicho así, puede resultar abrumador, pero que no cunda el pánico porque la mayoría de estos cambios son menores. Eso sí, de vez en cuando, Google lanza una "gran actualización algorítmica” (como Google Panda o Pingüino Google) que afecta a los resultados de búsqueda de forma significativa.

 

Para tratar de entender cómo ha evolucionado el SEO y dónde nos encontramos ahora, te acompañamos en un recorrido por los hitos más relevantes y hacemos un repaso de cómo el Search Engine Optimization ha variado con los años.

 

Optimización de páginas

Si echamos la vista 5 años atrás nuestra preocupación por el SEO pasaba por buscar de 2 a 5 keywords por página y optimizábamos los elementos principales (título, meta descripción, headers, contenido en el cuerpo de la página…) usando estas 5 palabras clave.

Hoy, con la búsqueda semántica, Google premia a aquellas páginas que contengan contenido alineado con las necesidades de los usuarios, es decir, relacionado con lo que buscan, más allá de que la página coincida en determinado número de palabras.

 

Contenido y promoción

Hoy es indispensable que nos preocupemos no sólo de crear un buen contenido sino de promocionarlo y darle difusión. Antes se trataba sólo de optimizar landing pages basadas en el volumen de búsqueda, pero el SEO hoy en día es una mezcla de optimizar el contenido existente, crear nuevo y amplificarlo en la medida de lo posible para cubrir las necesidades del usuario final.

 

El vídeo es el rey

Las plataformas de vídeo son cada vez más eficaces y se han multiplicado, lo que hace que cada vez sea más sencillo subir un vídeo. Ocupan ya un papel importante en el mundo digital, sobre todo YouTube, que es el buscador más utilizado después de Google (no olvidemos que mucha gente busca ya directamente en YouTube lo que necesita). Además, cada vez es más habitual ver vídeos de YouTube entre los resultados de búsqueda de Google. En este sentido, no olvides enlazar a tu web desde el vídeo para ganar autoridad, y cómo no, tráfico de calidad.

 

Repite conmigo…¡Mobile!

Consumimos contenido en el móvil a diario y esto a Google no se le escapa. Anteriormente pensábamos en optimizar desde un ordenador pero los dispositivos móviles se han convertido en una de las principales fuentes de consumo de información, una tendencia imparable y que continuará creciendo.

Por ejemplo, de acuerdo con comScore, los dispositivos móviles son usados durante un 65% del tiempo de consumo de medios digitales.

En este sentido, es importante que nos enfoquemos en optimizar la experiencia móvil, particularmente las apps y asegurarnos de que el tiempo de carga sea breve.

 

Social media

Que las redes sociales son una realidad en nuestra forma de comunicarnos es un hecho. Por eso, social media y SEO deben trabajarse de una forma integrada para aumentar la difusión, ser capaces de conectar con nuestra audiencia y generar interacción con los consumidores.

Es cierto que todo lo relacionado con las redes sociales ya no tiene el protagonismo que tuvo a inicios de 2014 (cuando se inició el debate sobre si las redes sociales posicionaban o no), pero hoy queda clarísimo que es necesario tener presencia en social media para que Google se acuerde de ti.

Los efectos en el SEO de lo que publicamos en redes sociales no son tan estables como los que conseguiremos con enlaces, pero sí que ayudan y no debemos pasarlo por alto.

 

Enlaces

Tendemos a creer que cuanto más enlacen mejor, pero ahora ya no es tan sencillo, y si compras o intercambias enlaces sin ton ni son es más que probable que sea peor el remedio que la enfermedad. Mejor 10 de calidad que mil basura.

 

La unión SEO y SEM

El SEO en solitario ya no es efectivo. Esto tiene un porqué y es que Google ha añadido un anuncio más a la parte superior, pasando de 3 a 4 y en la inferior se colocan otros 3 anuncios justo después de los resultados de búsqueda orgánica. Esto ha hecho que sea necesario complementar nuestros esfuerzos con campañas de Adwords. Aplicar técnicas SEO y SEM conjuntamente nos va a permitir aprovechar la posibilidad de aparecer en el TOP 4.

Hoy todas estas cuestiones son una realidad y en este universo digital cada vez más abarrotado, la lucha por el posicionamiento es una batalla en la que todos tendremos que participar si queremos que Google nos mire con buenos ojos.

No te olvides de estar siempre pendiente de las actualizaciones de Google porque el SEO no ha muerto, sólo se transforma.

 

E-book sobre SEO "Guía práctica para conseguir que tu marca destaque en Google"

seo tendencias

Redes