Cómo construir una comunidad desde cero en redes sociales

 

Ya has diseñado la estrategia para que tu empresa se dote de un nuevo ecosistema de comunicación digital. Lo tienes decidido: debes estar en los medios sociales porque representan una enorme oportunidad que no hay que dejar pasar. El reto que tienes por delante ahora es construir desde cero una sólida comunidad que te permitirá incrementar la visibilidad y el posicionamiento de tu negocio.

Pero los inicios no son fáciles y los socialmedia no iban a ser una excepción. En los primeros pasos para tu marca, empresa o proyecto en Twitter, Facebook, LinkedIn o Instagram, debes tener muy presente el “efecto discoteca vacía”, fundamentalmente para no caer en él…

Se trata de una vieja teoría en Internet según la cual si un usuario accede a una comunidad online (foros y redes sociales) y la encuentra vacía, con escasa participación, lo más probable es que se de la vuelta, busque “otro local” más animado y no regrese jamás.

 

Efecto discoteca vacía

Para que esto no ocurra y “tu nuevo garito” se convierta poco a poco en el “local de moda” en la “ciudad” te proponemos varias ideas… A continuación te explicamos cómo construir una comunidad desde cero en redes sociales:

 

Puesta en marcha: personalización y activación...

El primer paso consiste en analizar la disponibilidad de tu marca como naming para los diferentes perfiles en redes sociales. Lo ideal es hacer coincidir el nombre de usuario en todas las cuentas. Para ello, puedes ayudarte de herramientas como Knowem.

A continuación recomendamos abrir una cuenta en Google para gestionar la activación de todas estas nuevas cuentas. Con esto conseguiremos centralizar las notificaciones y asociar las diferentes herramientas de monitorización y dinamización que emplearemos en el día a día.

El siguiente paso será personalizar todos los elementos clave de los perfiles sociales (nombre, biografía, avatar, imagen de cabecera, etc) de tal forma que estén alineados con el manual de identidad de la marca y resulten atractivos para atraer a tu potencial comunidad.

En esta puesta a punto, antes de salir en directo, también te será de gran utilidad vincular algunas redes para aprovechar todo su potencial. Herramientas como IFTTT te ayudarán a cruzar diferentes publicaciones de Twitter y Facebook, por ejemplo.

 
Permanece a la escucha, activa...

La escucha activa resulta clave para llevar a buen puerto nuestra estrategia social. Mediante la monitorización en tiempo real de la actividad en redes, sabremos qué se dice de nuestra marca, lograremos identificar a los influencers de nuestro sector y nos acercaremos a los gustos de nuestra comunidad natural.

Este proceso de escucha, esencial en toda la vida útil de nuestra marca en redes sociales, es más importante aún en este momento inicial porque sienta las bases de toda la estrategia a seguir y define cómo debemos comenzar a conectar, conversar e interactuar con el público objetivo, interpretando los datos y actuando de acuerdo a ellos. Es momento de establecer  un planning de publicaciones con el conocimiento adquirido.

 
Promociona tu comunidad...

Al partir desde cero contamos con una masa crítica mínima, lo que representa un problema de cara a provocar el tan deseado engagement con nuestra comunidad. Así, para comenzar nuestra actividad en redes sugerimos valorar la activación de una campaña de promoción para llegar más rápidamente a nuestro objetivo y captar los primeros followers y/o fans.

Con un presupuesto bastante ajustado podemos diseñar una pequeña campaña en Twitter Ads o Facebook Ads que nos permita sumar rápidamente usuarios a nuestra comunidad, segmentando por localización, por edad, por intereses...

Define tus objetivos cuantitativos, fija un plazo temporal para su ejecución y activa tu creatividad a través de una imagen y copy atractivos. En breve, verás incrementada notablemente la cifra de usuarios seguidores de tu marca.

 
Impulsa la participación...

Una vez alcanzado un número interesante de fans o followers nuestro objetivo será activar la participación y la interacción con todos ellos.

Impulsar la conversación con tu comunidad requiere constancia y conocer muy bien sus intereses. Como esto no se logra de la noche a la mañana, puede ser un buen momento para revisar qué podemos ofrecer a modo de reclamo... Lo material siempre funciona y nos persuade...

Los concursos y sorteos en Twitter o Facebook son pues una buena manera de visibilizar tu perfil o tu fanpage. Ofrecer un "caramelo" en forma de entradas a espectáculos, algún tipo de merchandising o una visita a un lugar interesante puede ser la mejor fórmula para dar a conocer nuestros tentáculos sociales. Eso sí, ten en cuenta que cualquier iniciativa en este sentido, por sencilla que sea, requerirá contar con unas bases legales a fin de tener toda la sistemática bien atada.

 

Sigue estos consejos en la medida de lo posible y pronto verás como tu comunidad irá in crescendo. Y recuerda que toda tu presencia en los medios sociales ha de basarse en una estrategia y en unos objetivos. ¿Te sumas a este viaje?

 

Descarga la plantilla "Diseña en 6 pasos tu Social Media Plan"

 

Redes sociales crecimiento comunidad

Redes