Cómo mantener tu estrategia de marketing digital cuando estás de vacaciones

 

Días más largos, temperaturas más altas, alergias en remisión y carteles de “hay sangría” que toman el relevo al del caldo en los bares… Son pequeños síntomas que alborozan nuestros corazones y anticipan una época dorada, la de las vacaciones.

Antes de proyectarte sobre la finísima arena de una paradisiaca playa o en las concurridas calles de algún lugar del mundo, recuerda que tu estrategia de marketing no puede poner el cartel de cerrado por vacaciones, pero tampoco acompañarte en tu viaje y evitar que disfrutes de ese merecido tiempo libre.

Porque tú puedes desaparecer del mapa, pero tu marca se queda, te ofrecemos unos consejos para dar continuidad a tu estrategia de marketing digital en verano y no dejar de descansar en el intento.

 

¿Quién te ha dicho que en verano no hay negocio?

Trabajas en internet, te subes por las paredes cada vez que se cae la señal y cuando viajas lo primero que te preocupas por conocer es todas las claves de Wi-Fi que te rodean… ¿y aún das credibilidad a la máxima de que el verano es un tiempo muerto para generar oportunidades de negocio?

En este mundo, cada vez más interconectado, tus potenciales clientes pueden ubicarse en la planta de abajo o a 10.000 kilómetros de tu oficina, donde -lo sentimos por ellos- ni siquiera es verano. Para los que están más próximos a ti, la época estival también puede representar un tiempo de reflexión y de prospección de nuevas vías de negocio.

Es innegable que esta época es de menor demanda, pero también hay mucha menos oferta contra la que competir, porque aún prevalece la idea de que las bicis son para el verano, pero para generar negocio no. ¡Aprovecha el despiste de otros para posicionarte! Mientras tu competencia retoma el hilo en septiembre, tú puedes estar en disposición de cerrar ventas creadas durante el periodo estival.

Estos son dos argumentos de peso para desterrar la ‘frase cuñada’, pero tenemos más. Todos los beneficios que te reporta tu estrategia online a lo largo del año pueden verse comprometidos por tu ausencia. No hay peor escaparate para un negocio que sus canales abandonados.

 

Automatiza tu marketing

Si, llegados a este punto, ves las ventajas de mantener activa tu estrategia durante el  verano, pero son tus vacaciones y necesitas desconectar, tenemos buenas noticias para ti. Ambos aspectos no son incompatibles. Gracias a la automatización del marketing podrás hacer precisamente eso: seguir estando presente sin que tus clientes se den cuenta de que estás fuera del mapa laboral.

 

1. Programa tus publicaciones en redes sociales

La anticipación es clave para que tus canales en redes no den la apariencia de un páramo desértico durante el verano. Existen numerosas herramientas que te permiten programar tus publicaciones (HootSuite y Buffer son dos de las más populares) y transmitir presencia y solvencia aunque tengas todos tus dispositivos en modo avión.

No es el momento de activar campañas de venta si no hay nadie que pueda atenderlas, pero puedes optar por mejorar tu posicionamiento sacando partido a los contenidos de tu blog.

 

2. Retrasa el reloj de tus publicaciones

A la hora de programar los contenidos que alimentarán tus canales durante tu ausencia, recuerda que en verano nuestros hábitos cambian y, en general, todo lo hacemos más tarde. Ajusta en consecuencia el horario de publicación para que tengan más visibilidad.

Esta misma práctica te será de utilidad para ajustar tus anuncios en Facebook y Google. Recuerda que ambos permiten segmentar por franjas horarias, de manera que puedes adaptarlos al comportamiento de tu audiencia para obtener una mejor respuesta.

 

3. Deja que el autoresponder trabaje por ti

En las estrategias de email marketing, los autoresponders nos han permitido ser más atentos, eficaces y cercanos con nuestros clientes. Pero también son una herramienta útil para trabajar la reputación de nuestra marca de cara a potenciales clientes, incluso cuando no estamos presentes para responder en primera persona.

Los autoresponders se basan en una estrategia de marketing permisivo, es decir, son los potenciales clientes los que solicitan información. Este componente no intrusivo es vital para que una campaña tenga éxito, pero también nos exige generar contenidos relevantes y de interés para mantener la atención de nuestra audiencia más allá de la captación inicial.

El periodo estival es una etapa idónea para posicionarte ante tus posibles clientes como referente en una temática de su interés. Esto facilitará sin duda que se decanten por tu marca o servicio cuando tomen una decisión de compra. 

Dicho esto, ¿por qué no le das una oportunidad al Inbound Marketing?  Te explicamos cómo podrías beneficiarte del poder de la atracción (estés o no de vacaciones) en nuestro ebook. ¡Échale un vistazo!

Ebook "Cómo convertir tu empresa en un imán para atraer clientes"

Redes