Buenas prácticas SEO para tus vídeos

 

El consumo de vídeo online es imparable. En la actualidad representa el 57% del tráfico total de internet y se estima que para 2020 alcanzará nada menos que el 82%. Este crecimiento tan importante se explica por la proliferación de los dispositivos móviles y por los cambios en el comportamiento del consumidor. El audiovisual es ya el principal formato de comunicación en la red y lo será aún más para las futuras generaciones.

En este contexto, cada vez son más las empresas que apuestan por crear contenidos de vídeo como eje central de sus estrategias digitales. Sin embargo, parece que los vídeos están siendo infrautilizados en el mundo del SEO. Y no podemos olvidar que YouTube es el segundo motor de búsqueda en el mundo y casualmente propiedad del primero…

Como si se tratara de un océano de canales televisivos, la red nos ofrece millones de posibilidades para visualizar contenidos de vídeo. Ante un zapping tan inabarcable, una buena estrategia SEO debe permitir a nuestra audiencia encontrar el contenido preciso en el canal adecuado, a través de sus propios gustos, preferencias y motivaciones.

 

 

Y como el SEO tiene más de ciencia que de magia, a continuación, te ofrecemos algunas claves para posicionar tus vídeos en los motores de búsqueda:

 

Keywords

Las palabras clave resultan fundamentales para dotar de relevancia a los contenidos de vídeo. Para posicionar nuestro vídeo en los primeros lugares en los buscadores debemos definir la palabra clave principal que sintetice la esencia del vídeo y la long tail keyword, una combinación de palabras que ofrece un significado relevante, más afinado, para las búsquedas.

Para realizar esta keyword research recomendamos utilizar Übersuggest y el Planificador de palabras clave de Google AdWords, ambas herramientas gratuitas. Una vez definidas las palabras clave o keywords deberemos incluirías en el título, al menos la keyword principal, en la descripción y en las etiquetas del vídeo.

 

Formato de vídeo

Pese a la infinidad de formatos y códecs de vídeo actuales, se recomienda subir el vídeo en un formato más standard y aceptado por los motores de búsqueda como MPG, MPEG, MOV, M4V o WMV.

 

Plataforma

Las estrategias utilizadas para el SEO en vídeo son universales sin importar en qué plataforma se aloja el vídeo (ya sea YouTube, Vimeo, DailyMotion, etc.). Sin embargo, conviene conocer a fondo las posibilidades de personalización y viralización que ofrecen los diferentes canales.

 

Nombre del archivo

El nombre del archivo de vídeo generalmente permanece oculto para los usuarios pero cobra especial relevancia para los motores de búsqueda. Al igual que hacemos con las imágenes y archivos que subimos a la web, es recomendable renombrar los archivos de vídeo para que coincidan con la palabra clave principal elegida para posicionarlo. Esto significa que cuando se guarda el vídeo, debemos nombrarlo algo así como "palabraclave.mp4." Por supuesto, hay que evitar los nombres autogenerados por los programas de edición de vídeo.

 

Título

El título es generalmente la primera línea de texto que se mostrará en los resultados de búsqueda. Si bien es bueno tener un nombre único y pegadizo para nuestro vídeo, también es importante mantener un título descriptivo mediante las palabras clave. Cuanto más descriptivo sea el título, más probable es que el vídeo aparezca cuando los usuarios hacen búsquedas relacionadas.

No debemos incluir palabras clave al azar en el título de vídeo para aparecer en un montón de búsquedas, porque más bien podemos provocar justo el efecto contrario. También es importante tener en cuenta que los títulos se truncan en los resultados de búsqueda cuando superan los 60 caracteres así que nuestra capacidad de síntesis es importante.

 

Descripción

Parece una obviedad pero no lo es tanto: seamos descriptivos en la descripción. Si el título del vídeo y la descripción no reflejan con precisión el contenido del vídeo, los motores de búsqueda pueden penalizarnos.

La descripción es el texto "propaganda" que por lo general aparece en los resultados de búsqueda por debajo del título. Así que un buen consejo es comenzar la descripción con un gancho que capte la atención del público de inmediato. Para ello deberemos tener en cuenta que sólo los primeros 110 caracteres se visualizan en esas vistas en los resultados de búsqueda.

No obstante, no nos limitemos, conviene extenderse. No pensemos en la descripción como varias frases para explicar de qué va el vídeo. Debe ser más un espacio para aportar valor, para enriquecer con texto nuestra pieza audiovisual, reflejando los objetivos, incorporando datos y créditos de producción, etc.

 

Transcripción

En el caso de que la pieza de vídeo incluya una locución o una entrevista, se recomienda introducir su transcripción en la propia descripción de la pieza ya que favorecerá enormemente su “traducción” a los motores de búsqueda y por tanto, su indexación.

 

Etiquetas

Las etiquetas de vídeo no son tan valiosas como solían ser en términos de impacto directo en el SEO, al igual que ha sucedido con las etiquetas meta de los sitios web. Sin embargo, tienen cierto valor y conviene tomarse un tiempo para afinar cuáles son las mejores para definir nuestro vídeo.

La adición de etiquetas a nuestro vídeo puede ayudar a establecer su relevancia. También ayudan a aparecer en la barra lateral como un vídeo relacionado cuando los espectadores están viendo otros vídeos en Youtube, por ejemplo.

 

Sitemap XML

Los sitemaps XML facilitan la indexación de los contenidos de vídeo. Del mismo modo que es recomendable ofrecer a Google un sitemap con todos nuestros contenidos textuales e imágenes, si queremos ayudar a que nuestros vídeos se posicionen lo mejor posible, es aconsejable que hagamos el esfuerzo de crear un sitemap para los vídeos. Para ello podemos servirnos de herramientas como este plugin de Wordpress: Google XML Sitemap for Videos.

El sitemap deberá contener la siguiente información:

  • Título del vídeo
  • Descripción del vídeo
  • URL de la página desde la que podemos visualizar el vídeo
  • URL que contiene el thumbnail del vídeo
  • URL con el vídeo en bruto

 

Thumbnails

Dicen que “no debemos juzgar un libro por su portada" y sin embargo, todos tendemos a hacerlo... Los thumbnail son las miniaturas o viñetas del vídeo y juegan un papel importante a la hora de persuadir al usuario a hacer clic en el listado de resultados de búsquedas.

El algoritmo de Google está dando cada vez más importancia a las miniaturas de imágenes. Para dar con la miniatura más exitosa debemos elegir bien la que resulte más interesante o representativa de la pieza audiovisual. En este sentido, funcionan muy bien las caras y las imágenes de impacto.

Una buena imagen que nos proporcione un aumento en el ratio de clicks debe tener unas dimensiones de 1.280 x 720 (16:9), en formato JPG o PNG y de menos de 2 MB.

 

Social Media

Entre los aspectos que utilizan Google y Youtube para posicionar los vídeos están el número de visualizaciones, likes y otras acciones de usuarios sobre nuestros vídeos.

Así, si queremos posicionar mejor nuestros vídeos, necesitaremos atraer tráfico a los mismos. Para ello, contaremos con los canales sociales para distribuirlos, viralizarlos y para generar links que aumenten notablemente su posicionamiento.

 

Call to actions

Una masa crítica de suscriptores nos asegura un buen número de visualizaciones en el mismo momento en el que publicamos nuestros vídeos. Así que aprovechemos las opciones de crear llamadas a la acción que nos ofrecen Youtube o Vimeo e incluyamos al final del vídeos una buena CTA que recuerde a los usuarios que pueden suscribirse a nuestro canal. Si logramos esta fidelidad obtendremos excelentes resultados SEO para nuestros vídeos.

 

E-book sobre SEO "Guía práctica para conseguir que tu marca destaque en Google"

 

seo videomarketing vídeo

Redes