Para los que nos movemos en el etéreo mundo de los intangibles, muchas veces no resulta fácil explicar por qué son tan importantes. Por ejemplo, por qué es vital apostar por la comunicación en una empresa. Una aventura que muchos directivos ven con lógico escepticismo, sobre todo si buscan retornos a corto plazo. ¿Y con esto voy a vender más? Bueno, no lo sabemos, pero si no te esfuerzas por hacer llegar tu mensaje a tus posibles compradores, seguro que vas a vender menos.

Aún así, ¿cómo apostar por algo que no se mide en euros y que tiene un punto de misterioso? Quizá lo mejor sea admitir que, en realidad, todo esto tiene algo de magia. Y así lo han entendido muchas grandes marcas, que se han lanzado a una ambiciosa carrera por contar historias interesantes, por hacer storytelling de verdad, por no abrumar con publicidad invasiva, sino emocionar a la gente generando contenido interesante. Branded content en estado puro.

Hay miles de ejemplos, pero uno que nos ha llamado la atención últimamente es el de Siemens, el gigante industrial alemán, que ocupa la mitad (¡la mitad!) de la portada de su página web corporativa global con las historias de Lucía, Michael, Thorsten, Semy y otras muchas personas de carne y hueso que nos cuentan su pasión, su vida, sus retos, sus problemas. Historias apasionantes contadas en primera persona. Puedes ver un ejemplo en el vídeo que encabeza este post, titulado Witchcraft, o en este otro, Letter to Semy. marketing online

Definitivamente, todo esto tiene algo de magia. ¿Qué consigue Siemens con todo esto? ¿Hablar de brujería para vender lavadoras? Porque invertir miles de euros en generar contenido de altísima calidad no puede ser resultado de un arrebato artístico ni de un ataque de locura transitoria. Y es que toda magia tiene su truco. Y en este caso, está en que al final de cada vídeo se explica cómo la tecnología que desarrolla Siemens o la propia compañía ayudan de alguna manera a los protagonistas de las historias a conseguir su reto, a mejorar sus vidas, a ayudarles a cultivar su pasión.

Así que, después de todo, es posible que la multinacional, además de emocionarnos con bonitas historias, persiga también otros objetivos menos altruistas: humanizar su negocio, acercar su actividad al gran público, conectar de una manera emocional con la gente, aumentar su público natural, reforzar el engagement con su comunidad, aumentar el recuerdo de la marca, poner en valor su responsabilidad social, posicionarse como líder tecnológico global, fomentar la fidelización, captar la atención de potenciales clientes…

¿Y esto es vender lavadoras? Más o menos. ¿Brujería? Puede que sí. Pero, si lo es, parece que el hechizo funciona, porque la apuesta por el branded content es contagiosa entre las grandes marcas. Aún así, puede que después de leer este post sigas siendo escéptico, y sigas pensando que esto del storytelling y el contenido de marca están muy bien, pero no ayudan en nada a vender lavadoras. No pasa nada. No tienes por qué creértelo. Al fin y al cabo, es cuestión de brujería.

 

Click here to see our sample offer!

marketing de contenidos

Redes