mazo_sin_color

 

¿Has notado que tu lista de suscriptores se ha reducido considerablemente tras la aplicación de la nueva Ley de Protección de Datos? Probablemente un buen número de contactos no han confirmado su suscripción e incluso algunos hayan decidido darse de baja de tu newsletter. Que no cunda el pánico.

 

Descansa, disfruta de las vacaciones y en septiembre, al lío. Es el momento perfecto para empezar de cero, encontrar nuevos suscriptores que tengan interés en lo que contamos, vendemos y ofrecemos, y conseguir la tan deseada base de datos de calidad. Para ello, hoy te traemos 5 sencillas y efectivas estrategias de email marketing que te ayudarán a incrementar tu lista de suscriptores. ¿Empezamos?

 

1. El regalo nunca falla

 

¿Cuántos formularios de suscripción ves al día navegando por internet? ¿No te parecen todos repetitivos, aburridos e incluso molestos? Sé listo y diferénciate de la competencia ofreciendo un regalo como recompensa por la suscripción.

 

No estamos hablando de viajes ni de dinero en metálico, sino de obsequios que puedan impulsar la suscripción a tu newsletter, como ebooks, tutoriales, o cualquier otro activo que pueda ser de utilidad para tu público objetivo. La elección del obsequio, obviamente, dependerá mucho de tu audiencia  y del sector en el que te mueves.

 

2. Las redes sociales, una alianza estratégica

 

¿Y por qué no echar mano de tus canales sociales para engrosar tu lista de suscriptores? Los concursos en redes sociales como Facebook son una vía óptima para captar correos electrónicos, pero no seas pirata y sigue la ley. Existen multitud de herramientas, como Trisocial o Easypromos, para realizar concursos completamente legales en las redes sociales, que te permitirán seguir un procedimiento transparente para que los usuarios confíen en tu sorteo y se animen a participar en él.

 

Por supuesto, también puedes diseñar campañas de Facebook Ads para captar suscriptores, aprovechando la oportunidad que nos da este tipo de publicidad para filtrar nuestro público objetivo en función de nuestros intereses y ofrecerles así algún contenido especial a cambio, cómo no, de su dirección de correo electrónico.

 

3. Webinars

 

Nada como ofrecer un buen webinar gratuito para conseguir nuevos correos electrónicos. En los últimos años, esta estrategia de marketing está incrementando su éxito; los usuarios, además de leer y compartir posts, quieren cada vez más interactuar con las marcas, preguntar, responder y, en definitiva, conversar en tiempo real. Y para eso, amigos, por mucho que nos empeñemos, un post se nos queda corto.

 

Además, podrás promocionar tu webinar a través de redes sociales, por ejemplo, utilizando Facebooks Ads para anunciar el seminario online y que las personas interesadas puedan inscribirse dejando su correo.

 

4. La firma de tu mail

 

Sí, sabemos que es algo tan tradicional que seguramente desde hace años no has modificado. Tu número de empresa sigue igual, la url de tu site también, y tu nombre y apellidos, faltaría más, siguen siendo los mismos.

 

Pues sentimos decirte que, en ocasiones, lo tradicional también debe ser rediseñado. Por eso, te recomendamos que eches mano de tu imaginación y retoques tu firma de mail. ¿Qué te parece si en ella indicas brevemente que pueden suscribirse a tu newsletter? O mejor aún, ¿qué tal si incluyes una llamada a la acción clara incitándoles a descargarse una guía gratuita? Está en tus manos.

 

5. Tu web sigue siendo el escaparate principal

 

Tampoco es cuestión de abusar, pero trata de incluir tus formularios de suscripción en los máximos lugares posibles de tu página web (ojo; con sentido). Además de las ubicaciones habituales, es recomendable incluirlos en todos los pies de página, con el objetivo de alcanzar al mayor numero de visitantes que decidan acceder a tu web.  Echa mano también de los pop ups; no te costará nada instalarlos y hoy en día existen multitud de pluggins para ventanas emergentes de suscripción.

 

Y aunque parezca una obviedad, lo repetiremos a la saciedad: tu página web debe ser responsive. No hay nada más molesto que tratar de rellenar un formulario descuadrado y poco funcional que te vuelve loco.

 

Y por supuesto, mide. Analiza periódicamente los resultados y modifica la ubicación de los formularios en función de su efectividad.

 

 

Ahora ya sabes cómo empezar a trabajar de nuevo tu base de datos. No te prometemos un milagro, ni existe la fórmula mágica, pero desde luego, ya lo dijo Pablo Picasso: La acción es la clave de cualquier éxito. Así que ahora toca pasar a la acción.

 

 Ebook "Cómo convertir tu empresa en un imán para atraer clientes"

 

Redes