Aprende a decir adiós: guía para despedir a los suscriptores de tu newsletter

 

“Adiós con el corazón, que con el alma no puedo. Al despedirme de ti, al despedirme me muero”.  Las despedidas casi siempre duelen, no os lo vamos a negar. Pero cuando un suscriptor decide darse de baja de nuestra newsletter, tenemos que afrontar la realidad y gestionar la derrota lo mejor que podamos.

El post de hoy no pretende ser un manual de autoayuda, pero probablemente te dará algunas de las claves necesarias para que la despedida sea menos amarga.

 

El mensaje de despedida

Un saludo, una mirada, o un e-mail de bienvenida. Elementos decisivos para afianzar una relación e igual de importantes que los mensajes de despedida.  

Piensa que probablemente el mensaje de despedida será lo ultimo que ese suscriptor fugitivo sepa de ti, por lo que trata de cuidarlo con mimo y respeto. Además, este último mensaje puede significar una segunda oportunidad; quizás se lo piense mejor y decida quedarse contigo. Aprovecha la ocasión.

Pero, ¿qué elementos debemos contemplar a la hora de diseñar el mensaje perfecto para decir adiós?

 

1. ¿Por qué se dan de baja?

¿Por qué se van los suscriptores que tanto me ha costado conseguir? Además de aceptar el fracaso, tenemos que identificar el error que ha motivado la estampida. ¿Emails kilométricos? ¿Asuntos poco relevantes? ¿Correos electrónicos diarios?

Haz autocrítica, pero también pide opinión. Antes de decir adiós, pregunta la causa de la baja. Esto nos ayudará a mejorar y optimizar nuestra newsletter. Recuerda, de los errores también se aprende.

giphy

 

2. Tómatelo con humor

Es el adiós definitivo, ¿por qué no aprovechar la ocasión para diferenciarnos del resto con un mensaje divertido y del que no se olvidarán? No es el fin del mundo, así que aprovecha y haz algo por lo que te recuerden.

En Hubspot, diseñaron un original vídeo que estamos seguros no dejó indiferente a nadie.

 

 

 

3. Diseño responsive

Sí, el mensaje de despedida también tiene que ser responsive; adaptar tu mensaje a todos los dispositivos debe ser prioritario también en la etapa final de la relación con tu usuario. 

Si la persona que abandona se encuentra con un proceso de baja complicado e infernal, estamos seguros de que no volverá a querer saber nada de ti.  Por lo tanto, haz todo lo posible por facilitar el proceso y utiliza enlaces visibles; te lo agradecerán.

 

4. El email no lo es todo

Tu usuario se despide de ti por email pero, ¿por qué no proponerle otras vías de contacto? Facebook, Twitter, Instagram o tu propia Web. Proponles trasladar vuestra relación a tus otros canales y quién sabe, quizás consigas mantener viva la llama del amor.

Pero sobre todo, piensa que una baja no es el fin del mundo, y que puede ser una buena oportunidad par convencer a tus casi ex suscriptores para que se queden. No obstante, antes de tener que ponerle remedio a la enfermedad, te invitamos a revisar tus plantillas y replantearte lo que estás haciendo para diseñar newsletters efectivas.  

 

Ebook "Cómo convertir tu empresa en un imán para atraer clientes" 

 

inbound marketing newsletter

Redes