5 trucos para reciclar contenido para tu blog (sin que se note)

No hay nada más viejo que el periódico de ayer. El viejo adagio también puede aplicarse a los contenidos de un blog, que tras una breve efervescencia en las redes sociales, suelen dormir el sueño de los justos. Todos sabemos las ventajas que reporta mantener un blog activo con contenido de calidad actualizado cada pocos días.

Pero también conocemos el esfuerzo que conlleva. Generar contenido original, de actualidad, de calidad y que aporte valor no es una misión sencilla. Y para esta ardua tarea, hay algunos recursos que nos pueden ayudar a que en nuestro blog siempre florezcan posts frescos. Aquí te damos algunos trucos para reciclar contenido para tu blog. Sin que se note y sin hacer trampas.

 

1. Define bien el objetivo de tu contenido

Siempre insistimos en esto, pero es que nos parece la clave de toda buena campaña. Identifica bien tu público y los objetivos concretos que quieres conseguir. Para hacer marketing de contenidos, todos tus posts tienen que tener una finalidad concreta. Porque el contenido sin nada más que le dé valor, es sólo eso: contenido.

 

2. Recupera el contenido más útil para alcanzar esa meta

Una vez sepas exactamente cuál es tu meta, te será fácil identificar aquellos antiguos posts que mejor expresan aquello que quieres transmitir y que mejor pueden llegar a tu público objetivo. Rescátalos, reléelos y piensa en cómo actualizarlos, en forma y fondo.

 

3. Identifica tus posts más leídos

No sólo incluyas en este archivo de contenido “reciclable” lo más estratégico. Puedes sumar también tus greatest hits. Es decir, aquellos que has conseguido viralizar y que han incendiado las redes sociales. ¿Qué ha motivado el éxito? ¿El título, el enfoque, el valor del contenido?

 

4. Prueba con nuevos formatos

El contenido de calidad no sólo existe en forma de post. Los listados, las infografías, los memes, los white papers, las presentaciones, los e-books, los newsletters... también son contenido. Si tienes un equipo multidisciplinar, es hora de aprovecharlo. Reutiliza contenido que ya has publicado, actualízalo y dale un nuevo formato. Un equipo coordinado de periodistas, diseñadores y programadores puede tener la llave del éxito. Hacks & hackers!

 

5. Promocionar contenido antiguo no es pecado

¿Acaso la gente no sigue leyendo a los clásicos? Si un contenido es bueno es bueno. Y es difícil que caduque. Con esto, no estamos animando a publicar repetidamente el mismo contenido. Pero, ¿por qué no incluir en tu último post una referencia a aquel anterior relacionado que tuvo tantas visitas? Los links internos te dan autoridad y te posicionan mejor.

Esperamos que estos consejos te ayuden a optimizar tus esfuerzo de generación de contenidos. Pero no pretenden ser una guía cerrada. ¿Conoces otros que sean útiles para reciclar contenido? No está todo inventado. Es hora de ser creativos.

 Ebook "Cómo convertir tu empresa en un imán para atraer clientes"

 

inbound marketing blogging

Redes