mayo 8, 2017

El pixel de Facebook: clave para optimizar tus campañas de anuncios

Publicado por Ander Aranberri

| social media

0 Comentarios Deja tus comentarios

pixel.png

 

Hace tiempo que Facebook dejó de ser el escaparate donde mostrabas orgulloso las fotos de tus vacaciones en la playa para pasar a ser un espacio donde las marcas aprovechan las mil y una oportunidades que ofrece la herramienta para lanzar campañas publicitarias.

Facebook ha sido durante años un inmenso repositorio de datos que ahora pone al servicio de todos aquellos que quieran invertir algo de dinero en difundir más y mejor sus publicaciones. A estas alturas, los espías del amigo Zuckerberg probablemente conozcan más de ti que tus propios vecinos y esta ingente cantidad de información nos ofrece unas posibilidades asombrosas de segmentar nuestros anuncios, condición que no presenta ninguna otra red social en la actualidad.

Lo mejor de todo es que la publicidad en esta plataforma está al alcance de todos los bolsillos y ofrece infinidad de oportunidades para todo tipo de usuarios. Además, la interfaz con la que gestionamos nuestros anuncios es muy intuitiva.

Todo ello lo convierte en una herramienta muy accesible y las consecuencias saltan a la vista: los muros de nuestros perfiles se han inundado de cursos de inglés, nuevos modelos de bicicletas, destinos de viaje baratos y una larga lista de tentadoras ofertas.

Está claro, por tanto, que no tienes que ser un experto para comenzar a hacer tus pinitos en esto. Ahora bien, una vez puesta en marcha nuestra campaña ¿cómo sabemos si estamos generando el impacto que buscamos? ¿hemos conseguido llevar a buen puerto esas ofertas de cursos, bicicletas y viajes que anunciamos? ¿por qué la gente hace clic en mi anuncio pero no acaba comprando lo que le ofrezco? ¿cómo se comportan los usuarios que acceden a la web a través de mis anuncios de Facebook?

Para responder a estas preguntas, es necesario registrar el comportamiento de los usuarios que acceden a tu web a través de tus campañas. Y para recabar esta información, Facebook pone a tu disposición una herramienta llamada pixel.

El pixel es un código JavaScript que se inserta en tu web para mantenerlo comunicado con Facebook. De esta manera, trackeará a nuestro público y nos ofrecerá información sobre los usuarios que visitan nuestra web, las páginas más visitadas o las conversiones que conseguimos a través de un anuncio.

Pero no sólo recaba datos, sino que ofrece multitud de recursos para multiplicar el éxito de nuestros anuncios en Facebook. ¿Quieres saber cuáles?

  • Medición de conversiones:

¿He conseguido que una persona entre en la web a través del anuncio y además acabe comprando? ¿Me ha dejado sus datos? ¿Se ha suscrito a mi newsletter? Indícale a Facebook qué es una conversión para ti y este te ofrecerá todos los resultados.

La medición de las diferentes conversiones se hace a través de eventos, que no son otra cosa que comportamientos puntuales que se producen en las páginas de nuestra web. Por ejemplo, añadir un producto al carrito, suscribirse a una newsletter o descargar un contenido Premium dejando sus datos…

Estos eventos se instalan en las páginas que nos confirman que se ha materializado una conversión. Por ejemplo, si queremos registrar una compra, podremos colocar el evento en la landing de agradecimiento, ya que será la página a donde dirigiremos a los usuarios una vez hayan adquirido un producto en nuestra web.

  • Los públicos personalizados y el retargeting:

Facebook te permite identificar a los usuarios que ya hayan interactuado con tu anuncio o hayan realizado alguna acción en tu página web. De esta manera, podrás crear públicos personalizados (segmentos de usuarios que presentan comportamientos similares) y poner en marcha campañas de retargeting específicas para atacar a esas personas y multiplicar tus opciones de éxito.

  • Públicos similares:

Partiendo de un público personalizado, Facebook detecta los patrones comunes de los integrantes de este grupo y busca entre los miles de millones de usuarios que navegan por la red social para ofrecerte un listado de “clones” de esas personas. De esta manera, conseguimos ampliar nuestra cartera de “posibles clientes” con personas a las que no conocíamos previamente.

  • Anuncios de productos dinámicos:

Es una alternativa muy interesante para comercios electrónicos y marcas con una gran gama de producto. Como su nombre bien indica, los anuncios dinámicos promocionan de manera automática tu catálogo buscando a las personas adecuadas para cada producto. Solo tienes que configurar tu campaña una vez y Facebook se encargará de mostrar el producto idóneo a la persona indicada en cada momento.

 

El pixel de Facebook es una herramienta imprescindible para medir, optimizar y hacer crecer tus campañas publicitarias por lo que, si vas a lanzarte a hacer publicidad en Facebook, ¡ya estas tardando en crear tu píxel y en instalarlo en tu web!

 

Descarga la plantilla

 

Descarga Gratis

Guía práctica para conseguir que tu marca destaque en Google

Cómo convertir tu empresa en un imán para atraer clientes

New Call-to-action

Comunidad GUK