noviembre 21, 2017

5 consejos para gestionar con éxito tu base de datos de clientes

Publicado por Iraide Olalde

| CRM

0 Comentarios Deja tus comentarios

5 consejos para gestionar con éxito tu base de datos de clientes

 

Cada vez es mayor el volumen de datos con el que tienen que lidiar las empresas de todos los sectores. Un reto diario que está directamente vinculado con la necesidad imperativa de contar en las organizaciones con un CRM, o lo que es lo mismo, Customer Relationship Managament o gestores de servicio al cliente.

Como su propio nombre indica, el CRM es una herramienta diseñada para administrar y gestionar la relación con nuestros clientes y posibles clientes o leads. Un software que nos permite centralizar en un único lugar toda la información obtenida a lo largo del ciclo de vida del cliente para analizarla (a fondo) y hacer un seguimiento constante de nuestros consumidores a través de los diferentes procesos de compra.

No te vamos a engañar. Tener un CRM y utilizarlo con éxito es una tarea que requiere de esfuerzo, trabajo y paciencia. No existe una fórmula mágica, pero te recomendamos que sigas al pie de la letra los cinco consejos que hoy te traemos para sacarle el máximo partido a tu herramienta.

 

1. Elige el CRM que más se ajuste a tus necesidades

Antes de decantarte por una herramienta en concreto, párate a pensar qué objetivos quieres alcanzar con ella. Pregúntate para qué la quieres, cómo la vas a utilizar y qué personas de tu organización la van a utilizar. Y sobre todo, determina qué datos son los que realmente necesitas saber de tus clientes.

Recuerda que el CRM con el que empiezas a trabajar no tiene por qué ser necesariamente aquel con el que continúes de por vida. Valora periódicamente si la herramienta se ajusta a las necesidades actuales de la empresa y considera probar un nuevo CRM que salga al mercado si verdaderamente se adapta mejor a tus intereses.

 

2. Ten tu CRM ordenado y al día 

Un CRM nos permite disponer de todos los datos almacenados en un mismo lugar; por eso es obligatorio que los tengas organizados y clasificados. Dedica tiempo a categorizar la información que almacenas en la herramienta y te prometemos que te resultará mucho más fácil trabajar con ella.

Asimismo, que tu CRM esté constantemente actualizado parece una obviedad, pero en ocasiones es una tarea que dejamos para mañana y que nunca terminamos de ejecutar. Es imprescindible actualizar periódicamente la información de nuestros clientes o leads para que el uso que hagamos de nuestro CRM sea un auténtico éxito.

 

3. No te olvides de segmentar

Si hay algo de lo que no podemos olvidarnos cuando gestionamos un CRM es precisamente de una de sus funcionalidades estrella: la segmentación de los clientes. Con estos gestores puedes crear diferentes segmentos en la base de datos que coincidan con tus buyers personas, o clasificar tus clientes por edad, demografía o número de empleados.


Segmentar bien y acorde a tus necesidades e intereses te ayudará a planificar y personalizar mejor tus acciones comerciales y campañas de marketing, lanzando mensajes acordes a cada público y al momento del ciclo de compra en el que se encuentren. Te prometemos que si dedicas tiempo y esfuerzo a la segmentación e integras de forma óptima tus buyer personas en el CRM, conseguirás maximizar la inversión realizada.

 

4. Integra el CRM en la estrategia global de tu  empresa 

No caigas en el error de comprar un CRM como un capricho puntual y utilizarlo solo entre un equipo reducido de personal sin saber muy bien para qué. La herramienta tiene que estar completamente integrada en la estrategia global de la empresa y todas las áreas implicadas en las acciones comerciales y de marketing tienen que tener un conocimiento exhaustivo de ella.

Dedica tiempo a formar a todas las personas que vayan a utilizar la herramienta para cerciorarte de que todos los datos que se incorporan en tu CRM se realicen de manera correcta. Introducir y gestionar información de manera errónea hará que llegues a conclusiones equivocadas.

 

5. Monitoriza los resultados 

Suena a topicazo, pero lo que no se mide no se puede mejorar. El CRM nos ayuda a analizar y seguir todos los procesos relacionados con el cliente, pero para saber si realmente lo estamos haciendo correctamente debemos de monitorizar todas las campañas y analizar los resultados.

Medir el impacto de cada campaña nos ayudará a conocer si de verdad estamos trabajando de forma óptima con nuestro CRM. Por lo tanto, no te olvides de realizar periódicamente informes que te ayudarán a saber si los resultados obtenidos son satisfactorios, y en caso contrario, poner en marcha un plan de acción.

 

En definitiva, un CRM te ayuda a leer todos los datos de tus Buyer Personas de manera inteligente, para emprender campañas y acciones que sean un éxito y evitar pérdidas innecesarias de tiempo y dinero. Si quieres saber cómo hacerlo, nosotros te ayudamos. ¿Comenzamos?

Ebook

 

 

Entradas recientes

Descarga Gratis

Guía práctica para conseguir que tu marca destaque en Google

Cómo convertir tu empresa en un imán para atraer clientes

New Call-to-action

Comunidad GUK

Etiquetas